miércoles, 4 de enero de 2012

LA MUJER Y EL MONSTRUO (JACK ARNOLD - 1955)


Soy consciente de que pasar del comentario de clásicos universales como El padre de la Novia a esta “La mujer y el monstruo” supone un cambio radical. Algo así como despertarse de la siesta y marcarse un doble salto mortal con tirabuzón y sin red. Pero ¿De que va este Caprio? Seguro se preguntan. Muy simple: Cinefilia crónica y progresiva.

Por una parte he tratado de llenar una laguna (no precisamente negra) visionando uno de los trabajos más reconocidos de Jack Arnold, documentalista en sus orígenes y posteriormente experto en ciencia ficción. Y hacerlo con esta “criatura de la laguna negra” es una buena forma, especialmente si pensamos en su influencia en trabajos de otros directores como Spielberg (Tiburón) o en las referencias encontradas hasta en trabajos del gran Billy Wilder como La Tentación vive arriba, cuando a la salida de un cine en que se proyecta esta película se dispara el ventilador subterráneo en una de las escenas más famosas no solo de este film sino del cine en general.

También los proyectos de remake no me han dejado indiferente, como tampoco lo ha hecho la muy posible inspiración del monstruo acuático con los engendros espeluznantes creados de las pesadillas de H.P.Lovecraft. También las innovaciones técnicas del 3D son otro punto a favor.

Pero una cosa son las perspectivas y otra la realidad. Y esta nos habla de una criatura que a todas luces se ha mantenido en el mismo estadio evolutivo desde el devónico, en un hábitat como el amazónico apenas hollado por el hombre y cuya tranquila existencia viene a ser turbada por un equipo de geólogos e ictiólogos tratando de adjudicarse uno de los descubrimientos más importantes de la historia de la humanidad.

Con los medios técnicos actuales el film tendría todas las cartas para ser uno de los más espectaculares y taquilleros de todos los tiempos. Pero aquello era el 55, ya saben, y para mas inri, serie B, low bullet, mucho maquillaje y un buen nadador con grandes pulmones para resistir under the sea. Dificultades que no nos deben desanimar sino, al contrario, hacernos valorar la historia que se nos cuenta muy al estilo King Kong o La bella y la bestia, con tomas submarinas de calidad y un artístico ballet acuático donde Julie Adams (habitual en series televisivas de los 60, como 77 Sunset Street) muestra sus habilidades natatorias y logra con su interpretación el papel estelar de su carrera.

La “rana y la princesa”, los sentimientos en embrión de un antecedente humano, la codicia y el amor por la investigación, la aventura e incluso momentos de suspense, son la oferta de este film que hay que ver, mas que con gafas tridimensionales, con ojos de un buen amante del cine.

Puntuación: 7,15

8 comentarios:

Mario dijo...

Tu último párrafo me hizo pensar, ayer vi Mision imposible 4 y para ser franco la pasé bien, y ahí va la pequeña idea ¿se puede analizar éste filme? ¿para qué? hay que vivir la adrenalina sin más y entretenerse que hay filmes solo para eso, que no digo que no haya que hacerlo con la que queramos, más si estamos difundiéndo algo, haciendo diferencia con la que mencionas ya que serie B y todo pero clásico del género de terror al fin y al cabo, sino que quería resaltar el hecho de que a veces como bien dices, hay que gozarlo como una experiencia de niño cinéfilo, disfrutar ante todo, no perder la emoción natural, dejarse llevar un poco. Si que la vería. Un abrazo.

miquel zueras dijo...

De Jack Arnold prefiero 2El hombre menguante" pero ésta es una buena y entretenida producción serie B y la caracterización del monstruo aún resulta convincente. Qué guapa Julia Adams, la recuerdo de "La guerra privada del mayor Bensom" una comedia con Charlton Heston. Saludos. Borgo.

ATTICUS dijo...

A mi me gusto,,pero pienso igual
que Borgo,me gusto mas "El hombre menguante" y "Vinieron del Espacio".
La ciencia ficcion nacio de estes filmes y es de afradecer recordarlos.
Saludos

abril en paris dijo...

No la he visto y deberia..
Recuerdo a Julie en horizontes lejanos y en otra con John Wayne que ahora no recuerdo el título.
No recordaba que es la peli que han visto Tom Ewell y Marilyn en La Tentación..¡ curioso el cine dentro del cine !

Saludos Father :-)

P.D. Tienes nmucha razón ahora los efectos especiales serian la caña pero éstas tienen su "encanto"

FATHER_CAPRIO dijo...

Mario: Aunque todo el cine es analizable desde muchos puntos de vista, hay cierto cine que se presta menos al estudio y más al disfrute. De todos modos de este film y otros de Jack Arnold como Vinieron del Espacio se pueden entresacar muchos detalles. El cine es muy amplio y todos sus géneros enriquecen. Hay que aprovecharlo.

Saludos

FATHER_CAPRIO dijo...

Miquel: Tengo pendiente El hombre menguante. Bueno, para ser sincero hasta hace poco el nombre de Jack Arnold me decía bien poco. Pero trato de recuperar terreno perdido.

Pienso como tu, es una entretenida producción serie B, pero para verla hay que olvidarse de tantos FX actuales y esas cosas y pensar más en la artesanía pura.Solo así se puede valorar con propiedad. A veces un visionado no es suficiente.

Saludos

FATHER_CAPRIO dijo...

Atticus: Vinieron del Espacio tambien la he visto recientemente y me gustó. Es artesanía de la ciencia ficción y una parte de la historia cinematográfica.

Saludos

FATHER_CAPRIO dijo...

Abril: Es un tipo de cine que se nos fue quedando por el camino pero que está ahí para quienes nos gusta practicar una especie de paleontología cinematográfica. Dentro de su escasez de efectos y sus carencias de todo tipo, gusta ver como se las ingeniaban. Tienen su encanto, efectivamente.

Saludos.