jueves, 18 de abril de 2013

EL FAROL AZUL (BASIL DEARDEN - 1950)

El cine, como ventana abierta a la historia nunca conseguirá sustituir a los libros ni al material de las hemerotecas. También las limitaciones temporales del propio cine determinan que la información sufra un proceso de concentración que pretende dejarla en sus líneas fundamentales. Quienes pretendan saber más deberán indagar más, pero concedámosle al cine el mérito de haber sido ese gusanillo que ha estimulado nuestra imaginación. 

Esto de las ventanas es muy frecuente. A veces se abren descaradamente a la realidad, otras se entreabren casi pasando desapercibidas. En el caso de The Blue Lamp la apertura es casi global y lo hace sobre la vida de los policías londinenses que se dedicaban en unos tiempos posteriores a la II WW a patrullar las calles en medio de una situación de relativa tranquilidad por lo que a delincuencia se refiere, nada que ver con la escalada delictiva que caracterizará años mas recientes. 

En este caso, el contexto se convierte en el argumento central del film. Una película de buenos policías y buenos ladrones, quizás en una línea de exagerada beatitud pero que resulta válida para comprender una sociedad donde el orden y la seguridad ciudadana seguían siendo valores reconocibles y aún no habían desaparecido en combates venideros. A poco que investiguen en la red o en otros medios, verán que muchos ingleses actuales recuerdan y, lo que es más significativo, reconocen aquellos tiempos. Cierto es que la película se rueda en los años posteriores a la contienda y en escenarios, barrios, estadios y comisarías reales. Igual de cierto que fue la primera cinta en la que los bobbies británicos colaboraron activamente.

El día a día y noche a noche, ciertamente pacífico, incluso aburrido - un agente se dedica a componer versos sobre su trabajo— es interrumpido por un par de ladronzuelos de poca monta a los que se une una muchacha harta de seguir una vida mísera y rutinaria al lado de su madre, los cuales planean el atraco a una joyería y posteriormente el de la taquilla de un cine. En este último caso las cosas se tuercen inesperadamente y el atraco acaba con un policía gravemente herido. De un delito menor a un posible asesinato dista un abismo. 

Como suele pasar en muchos films como este, el aspecto apologético tiende a generar una distorsión de la realidad. Nadie se cree que los policías fuesen tan blanditos ni que los delincuentes estuvieran a un tris de pedir perdón . Ni todo es verdad ni todo será mentira. Ni si ni no sinó todo lo contrario. Por ello debemos estar predispuesto a una cierta generosidad, aunque he de reconocer que mucho menor que en otros films donde se tiende a defender lo indefendible o que buscan nuestra comunión con ruedas de molino. Estos bobbies que hacen circular al verdulero consintiendo que este se instale centímetros más allá tienen su credibilidad y hasta los verduleros quedan tristemente emocionados por la muerte de su queridísimo enemigo, entre muchas comillas, ya me entienden.

Mas que un contexto es un esbozo de una realidad que a veces sería así y otras distinta, pero con un sentido de barrio, ciudadanía y vecindad que no hemos vivido en otras ciudades. Y este es un lastre que quizás hemos soportado en exceso los españoles en un país donde la camaradería y el espíritu campechano, por mucho que el cine británico lo exagere, eran valores no aplicables en el eterno juego del orden contra la delincuencia.

Uno de los primeros papeles principales de un gran actor como Dirk Bogarde que ya era todo un aviso de hasta donde podía llegar en su carrera. 

Puntuación: 7,50

6 comentarios:

UTLA dijo...

Hola Father_Caprio,

Hace tiempo que veo tu avatar por el Blog de Mr. Borgo, y me parecieron muy bonitas las palabras que le dedicastes y me anime a venir a tu blog.

Veo que eres un gran cinéfilo y tienes un blog muy cuidado. Ten por seguro que a partir de ahora me iré pasando por aquí, esta, tu casa bloguera.

"Soy el 99". ;-´>

Un abrazo.

FATHER_CAPRIO dijo...

Gracias UTLA por pasarte por aquí. Un gusto conocerte. Un blog es como un hijo. No solo hay que traerlo al mundo sino que hay que cuidarlo y dedicarle muchos esfuerzos. La vida no para de ponernos dificultades en el camino para que podamos seguir en el empeño. Por eso cumplir años y seguir estando ahi rodeado de buena gente es muy gratificante.

miquel zueras dijo...

Ni siquiera conocía esa película pero Bogarde es uno de mis actores favoritos así que voy a por ella. Es lo que digo: las descargas son también para el cine que ya no se encuentra, no solamente para screnners que no bajo nunca por ser de pésima calidad y no agobiar más a los cines.
Saludos. Borgo.

abril en paris dijo...

Me gusta mucho pasar por aquí, Father, siempre encuentro algo que desconocía y que al menos tú has repasado y eso es un punto a tener en cuenta, aunque a veces sacar tiempo para revisar éstas cintas desconocidas resulta dificil con la lista que tenemos en el apartado de "pendientes".
De todos modos el solo hecho de leer tu entrada acompañada de buena música ya es un placer.

Un abrazo :-)

FATHER_CAPRIO dijo...

Nunca me compensó la pérdida de calidad de los screnners, así que hace mucho tiempo que los he descartado. Por otra parte, sigo disfrutando con el buen cine y ese lo encuentro hasta en películas de dominio público y por supuesto en tiempos menos actuales. Ahí precisamente encontramos a un magistral como Bogarde cuya admiración compartimos.
Saludos Miquel

FATHER_CAPRIO dijo...

Abril: Te entiendo porque a mi me pasa lo mismo cuando visito blogs amigos, por lo que no pretendo que mis comentarios sean esa lección que hay que traer aprendida de casa. Bueno, si digo, que cuando una película considere que es imprescindible ser vista, insistire con los amigos. Aunque eso si no habrá calificaciones ni por supuesto os pondré cara a la pizarra si no habéis hecho los deberes.
Lo importante es rodearse de buena gente y yo siento que lo estoy...

Gracias Abril, siempre es un placer tenerte por aquí.