miércoles, 16 de enero de 2013

EL MERODEADOR (JOSEPH LOSEY - 1951)



La verdad es que 61 años (los que van desde 1951, fecha en que se estrenó El merodeador, hasta nuestros días) son demasiados. El hecho de que esta película fuese uno de los detonantes para que Joseph Losey acabase buscándose la vida lejos de los EEUU nos parece hoy algo impensable. Pero así estaban las cosas en aquellos tiempos donde se cazaban brujas que en lugar de escoba llevaban cámaras de rodaje u otras herramientas cinematográficas.

Porque, veamos, cualquier película USA de hoy en día deja de chupa de dómine a unas históricamente sacrosantas instituciones norteamericanas que se salvaguardaban mediante tribunales inquisidores, donde el senador MacCarthy interpretaba el rol de Torquemada, y que no se si, tales tribunales, eran gallegos o creían en bruixas pero las encontraban por todos lados.

The Prowler se soporta sobre dos pilares básicos: Por un lado sobre la fragilidad de un sueño americano que parece otorgar oportunidades para todos, craso error, y por otro, sobre una inestabilidad síquica de su protagonista principal. No puede decirse que estemos ante un psicópata absoluto pero es innegable que el ascenso social por la vía de los revólveres denota cierta condición enfermiza.

Debo dar las gracias a muchos amigos blogueros que me recomendaron este film, máxime después de mi rotundo fiasco con Modesty Blaise. Y es que Losey tiene buenos trabajos, pero el orégano se entreteje más de lo recomendable con las malas hierbas. Este film es orégano puro, y la presencia de otro “brujo excomulgado” como el excelente guionista Dalton Trumbo aporta mucha consistencia a una historia de seres solitarios y frustrados, hartos de sueños destrozados, que hacen del amor un medio y no un fin. En este sentido son muy significativas las palabras dichas por Losey y que quedan perfectamente recogidas en el excelente blog amigo Las cosas que hemos visto:

Para mí, The prowler siempre fue una película sobre los valores falsos, sobre los medios que justifican el fin y el fin que justifica los medios: “cien mil dólares, un Cadillac y una rubia” era el no va más de la vida americana de la época y poco importaba cómo se obtuvieran, quitándole la chica a otro hombre, robando o cobrando el precio de la corrupción. (Joseph Losey a Michel Ciment en Le livre de Losey, 1979)

Hay una frase en el film absolutamente ilustrativa, máxime dicha por un representante de la ley y el orden, presunto guardián de los valores establecidos: 

No soy bueno,pero no soy peor que los demás. Trabajas en una tienda, robas, Si eres el jefe, no declaras impuestos, millonario, compras votos, abogado, aceptas sobornos… Yo era policía: Utilicé la pistola.

Una breve sinopsis acabará poniéndoles en situación: Webb Garwood (Van Heflin) es un agente  que aspira a vivir por encima de sus medios y que se muestra envidioso de quienes parecen haber sido favorecidos por la cara amable de la fortuna. Por un aviso dado a la policía acerca de un presunto merodeador, tiene ocasión de conocer a Susan (Evelyn Keyes) esposa de un conocido locutor que conduce cada noche un programa radiofónico. Las carencias y frustraciones amorosas de ella, evidentes desde el principio del film, son ascuas encendidas para que sople el huracán Weff. El estallido es inevitable y las consecuencias imprevisibles.

Buen trabajo de Heflin, un actor más usual en papeles de seres más o menos atormentados pero con principios. Quizás también el mejor trabajo de una Evelyn Keyes quien, por si no se dieron cuenta, inspiró las facciones - Disney de Campanita

Una muy buena opción para quien no conozca el film.

Puntuación: 8,25



16 comentarios:

AMADO MIO dijo...

Tengo más inviernos que la película y doy fé de que se pueden cumplir años sin envejecer, así que me creo la posirtiva críttica de esta película que nunca ví, creo, a ver si la localizo en la red.
Una entrada magnífica.
Saludos

FATHER_CAPRIO dijo...

Amado: Pongo las barbas al remojo de no envejecer. Maravillosa visión de la vida. Es un placer tenerte por aqui con tu vitalidad. Te la recomiendo expresamente y se que sabras apreciarla en su totalidad,porque los años no envejecen sino que dan experiencias para saber degustar la vida en todo lo que verdaderamente vale.
Un abrazo.

abril en paris dijo...

Agradezco que nos dejes ésta recomendación y más el momento tan agradable que siempre paso en éste espacio ( por si no te lo habia dicho ya).

Un abrazo, Father.

David dijo...

Hace un año (o va para dos) vi un ciclo bastante completito de Losey. Y esta fue de las mejores. La de Modesty, como bien dices, mejor olvidarla (y eso que la tira de cómic de los sesenta era estupenda; los autores se quedarían flipados con el destrozo que hicieron de la obra).
Van Heflin está bien, como dices.
La frase que has puesto de la película tiene tela, sí.

Un saludo.

FATHER_CAPRIO dijo...

Abril: Me lo has dicho. Pero reconoco que me gusta muchísimo oirlo decir a ti y a todos los amigos que me dedican un pequeño momento de su tiempo. La película como verás, incluso David la celebra, así que merece la pena dedicarle un tiempo.

Un abrazo

FATHER_CAPRIO dijo...

David: Se bien que Losey tiene obras interesantes. Y en ello estoy. Lo de Modesty me atrajo a priori precisamente porque detrás estaba el comic y aunque no soy mucho de eso, como sabes, lo recordaba y me interesó. Fallé pero insistiré con otros trabajos.
No suelo incorporar diálogos, especialmente porque pretendo que mis comentarios no sean demasiado largos y no se hagan pesados. Pero ese dialogo era una tentación y resumía mucho la película.

Un abrazo.

Roy Bean dijo...

Peliculaza, además hace poco que la he vuelto a ver, de lo mejor de Losey, que tiene una media alta, Van Heflin y E.Keyes a gran altura, estupenda reseña de una peli de obligada visión.


Abrazo
Roy

FATHER_CAPRIO dijo...

Juez: Gracias por pasarte por aqui y dejar tu comentario. Efectivamente es un film que hay que ver y debe servir también para llevar la figura de Van Heflin a quienes no lo conozcan.

Un abrazo.

David dijo...

Obras interesantes...mmmm..sí.
A ver, te comento cuáles me gustaron más o menos.
El otro Sr.Klein con Alain Delon no estaba mal...pero el final al que se precipita el personaje por su tozudez...no sé..
El mensajero está muy bien. Yo creo que la que más me gustó del ciclo.
Ceremonia secreta no me gustó.
Y La mujer maldita...a evitar
Accidente era un poco rara (la época), pero no estaba mal.
Mira, no... Ahora veo las que más me gustaron y me parecieron peliculones: Rey y patria.Muy buena.
El sirviente, que está muy bien.
La de The Lawless me gustó. Cine comprometido, pero a mí me funcionó la película.
Si tienes que ver alguna, Rey y patria. Luego El mensajero o El sirviente. El resto...pues tú mismo.
Buenas noches.

FATHER_CAPRIO dijo...

David: Te confieso que cuando decía en ello estamos,pensaba en Rey y Patria. El sirviente y El mensajero ya las conozco y coincido con tu apreciación.
Quizás me aventure con El otro señor Klein y, por lo que tu dices, The Lawless.
No sabes cuanto valoro tus consejos..

Un abrazo

Jack dijo...

Era un fan empedernido d Losey, hasta me plante en el sur dr Francia para ver "El asesinato de Trotsky". Pero hoy solo me quedo con "El sirviente" y solo si es en inglés o VOSE

Javier Simpson dijo...

Hola, FATHER. Antes de nada comentarte que en gallego brujas se dice bruxas o meigas. Mi experiencia es que se usa más meigas que bruxas. Es que se te escapó y pusiste bruixas ;-P :-D
Dalton Trumbo no es un cualquiera. Un gran guionista y, creo recordar, director de Johnny cogió su fusil, ese gran alegato, durísimo, contra la guerra. Impresionante peli. Siempre que oigo hablar de Van Heflin me viene a la memoria el grandísimo western Raíces profundas.
Apunto y procuraré encontrar la peli; Losey me gusta bastante; no es que viera mucho, pero El sirviente y El mensajero me encantan. El asesinato de Trotsky es bastante buena. Me gusta la atmósfera que envuelve el conflicto de Delon y la relación que mantiene con el político ruso y su novia, protagonizada, como no, por Romy Schneider.
Un saludo. Está muy bien el post.

miquel zueras dijo...

Es un estupendo thriller psicológico. Creo que el guión es de Dalton Trumbo que firmó con seudónimo por sus problemas en la Caza de brujas. Parece que la idea se le ocurrió cuando un intruso merodeaba por su jardin y Trumbo creyó que eran agentes del FBI que le espiaban. Van Heflin está muy logrado en su papel de policía asesino. Saludos. Borgo.

FATHER_CAPRIO dijo...

Jack: Entre las películas de Losey que destacaría, está El sirviente. Sin embargo creo que ese desconcierto que produce en los espectadores, claramente intencionado, no juega precisamente en su favor.
Anoto la de El asesinato de Trotsky, siquiera sea porque traspasaste fronteras por su causa.

Un abrazo, amigo

FATHER_CAPRIO dijo...

Javier: Me traicionó mi vena catalana. Pero te digo una cosa, no me incomoda que me corrijas sino que lo considero una prueba de que en este mundillo tambien se hacen amigos. Y así me lo tomo. Además nunca se debe dejar de aprender.
Respecto a Losey, te recomiendo esta El merodeador. Seguro que la incluyes entre tus preferidas.
Coincido tanto en lo de Van Heflin como excelente y desconocido actor como en la genialidad de un Dalton Trumbo objeto del deseo de los inquisidores senatoriales de la caza de "bruxas"

Un fuerte abrazo.

FATHER_CAPRIO dijo...

Miquel: Dalton Trumbo era toda una institución y solo su nombre en títulos de créditos (o seudónimos que también los tuvo) es prueba de buenos argumentos. Coincido en lo de thriller psicológico. Y lo que resulta novedoso es que sea el policía el "desequilibrado".

Un abrazo.