miércoles, 2 de enero de 2013

LOS MISERABLES (RICHARD BOLESLAWSKI - 1935)




Richard Boleslawski, otro de esos directores de los que siempre dudamos si hemos escrito correctamente su apellido, no me resultaba un desconocido. El Jardín de Alá y El velo pintado le precedían en mis retinas cinéfilas. La primera, a pesar de la interesante presencia de la diva Dietrich no pasaba de ser un melodrama poco creíble a la par que lacrimógeno. La segunda, con la divina Garbo en todo su esplendor fotografiada por un William Daniels que la mima y la realza, es una obra imprescindible. Esta especie de balanza moviéndose trémula entre los gozos y las sombras se ha acabado decantando hacia su lado más excelso con esta versión de la magnífica e inmensa obra de Victor Hugo, Les miserables. 


Se ha dicho que es la mejor versión cinematográfica de la novela del francés. Nunca acabo de saber cuando algo es lo mejor o no, pero les digo que es una película excelente que sabe recoger el espíritu de la ilustre obra literaria en un prudente metraje que no alcanza las dos horas (la versión de 1934 de Raymond Bernard tenía una duración original de 5 horas y 15 minutos) y donde se estructuran los hechos de la  vida de Jean Valjean (Fredric March) en tres capítulos conectados entre si por la permanente huida del protagonista de su implacable perseguidor el Inspector Jauvert (Charles Laughton), circunstancia que a algunos les traerá recuerdos de la obsesiva captura del fugitivo por el Teniente Gerard. Por descontado, no comparo lo incomparable, sino que me limito a poner algún punto de referencia siquiera lejano para ayuda de quienes desconozcan el argumento de la historia.


No tengo la menor duda de que, en la consideración de posible mejor versión, están las dos grandísimas interpretaciones de March y Laughton, dos actores que pueden considerarse entre los mejores de la historia del cine. A Laughton ya lo califiqué como “posible mejor actor del mundo”. A March no le he echado tantas flores, debo reconocerlo, pero películas como Dr. Jeckyll and Mr. Hyde, de Rouben Mamoulian o Una mujer para dos, de Ernst Lubitsch y esta misma, cimentan una carrera enconmiable y bastante olvidada en la actualidad. En Les miserables ambos están sublimes encarnando roles radicalmente distintos. Su enfrentamiento es algo así como la lucha entre el bien y el mal, entre el verdadero y cristiano sentido de la justicia y la literalidad de unas leyes opresoras e injustas. Sin embargo sus personajes no son lineales sino que muy al contrario se retuercen interiormente en contradicciones personales profundas que los dos actores saben transmitir a base de gestos y expresiones, miradas y silencios, que demuestran tanto su categoría artística como la excelencia en la dirección de Boleslawski y la habilidad fotográfica del gran Gregg Toland. 


Les miserables es la historia de una gran injusticia. Un hombre roba una hogaza de pan para alimentar al bebé de su hermana y es condenado a 10 años de trabajos forzados en galeras. Valjean se encuentra allí con Jaubert, un hecho que marcará su vida. Tras cumplir su condena, su condición de ex convicto le cierra todas las puertas, haciendo imposible su reinserción. Únicamente el obispo Myriel (un excelente Cedric Hardwicke) le da alimento y cobijo, y a pesar de haberle robado su vajilla de plata le trata como un verdadero hermano e incluso le regala dos candelabros de plata que conservará toda su vida y que tienen un significativo lugar en la historia. Estos hechos cambiarán radicalmente la vida de Jean Valjean.


Y volviendo a lo de mejor película, si o no, les dejo el enlace con un blog donde la consideran mejor película del año 1935: http://goodfellamovies.blogspot.com/2009/06/1935-les-miserables-richard-boleslawski.html


Sinceramente, no me hacía falta, se la hubiese recomendado igualmente…



Puntuación: 9,20







FELIZ AÑO 2013 PARA TODOS


17 comentarios:

abril en paris dijo...

¡Qué momento más agradable Father, éste de leer tu texto y recomendación y oir de fondo ésta música de la strada..! Un instante de tranquilidad en la vorágine de éstos dias..
Un obra para tenerla en cuenta sea la versión que sea. A mi la historia me conmueve.

¡Feliz y mejor año a ser posible, con fuerzas para sobrellevarlo !

Un abrazo.

abril en paris dijo...

Por cierto..¡ qué lindo que hayas incluido a Mickey Mouse ! Disney será siempre nuestra niñez.

FATHER_CAPRIO dijo...

Abril: Hace muchísimos años leí el libro y me conmovió tanto que aun recuerdo aquel momento donde se desbordó toda mi sensibilidad. Reconozco que la película o mis años no han conseguido tanto, pero me he sentido un poco mejor persona viéndola. Es cierto, sea la versión que sea la obra es impresionante.
Celebro que hayas encontrado ese momento relajante, he intentado que las músicas sepan a cine, pero al mismo tiempo sean amigables y que acompañen la lectura

Hay dos cosas claramente irrepetibles: Nuestra niñez y aquellos personajes de ilusión que nos ponían lucecillas de ilusión en los ojos. En Navidad siempre tendremos un sitio para ellos.

Un abrazo

El Despotricador Cinéfilo dijo...

Amigo Father: ahora que "Los miserables" están tan de moda en su versión musical es el momento idóneo para revisar esta película. Yo nunca la he visto y eso es pecado mortal porque cualquier cinéfilo debería devorar todo lo que haya hecho el siempre genial y magistral Charles Laughton. Y respecto a Boleslawski no recuerdo haber visionado nada suyo, en fin, habrá que hacer caso de tu recomendación. Feliz año a todos.

FATHER_CAPRIO dijo...

Amigo D.C. te deseo un muy feliz año 2013 y comparto contigo tu valoración de Laughton, un actor que consigue impresionarnos en cada trabajo suyo.
De Los Miserables te diría que no solo hay que ver la película sino leer esta magistral novela. Esta versión de un Boleslawski desconocido es espléndida. Y Fredric Marc tambien cuenta

Un abrazo

miquel zueras dijo...

March es un excelente actor como ya demostró en "El hombre y el monstruo" y su Valjean es excelente. Recuerdo fugazmente esa película pues la vi hace la tira cuando la televisión no le hacía ascos al blanco y negro. ¡Muy feliz año! Borgo.

FATHER_CAPRIO dijo...

Aqui hay dos absolutos monstruos de la interpretación. March está genial.
Ay, aquellas Filmotecas TV ,,,,

Un excelente año para ti.

Jack dijo...

Recuerdo haber visto la versión de Jean-Paul Le Chanois con Jean Gabin que me resulto bastante pesada, pero no conozco la de Richard Boleslawski que tu recomiendas. Voy a intentar verla y después me plantearé si veo el musical. Ciertas novelas clásicas pasadas al musical, como Oliver, no me acaban de gustar.

FATHER_CAPRIO dijo...

Jack: No conozco la de Jean Gabin aunque a priori el personaje parece que ni pintado para el francés. A mi parecer la versión de Boleslawski es magnífica y muy mesurada en cuanto a duración.
Suscribo enteramente lo que dices de los musicales
Un abrazo.

Mara Miniver dijo...

Pues muy buena sugerencia para estos días en los que "los miserables" están por todas partes y a mí esas películas en las que de pronto empiezan a cantar... pues como que me cuestan. Seguro que esta me gusta más ;)

Un abrazo

FATHER_CAPRIO dijo...

Mara: Lo de los miserables por todas partes sugiere lecturas de muchos tipos y tienes razon. Realmente los miserables siempre han estado por todas partes, pero ahora abundan más, quizas porque sus miserias tienen premio (carguitos en Telefonica y otras prebendas).
La novela es bien distinta. Es una obra que por momentos te llega muy dentro. Y esta película no la desmerece.
Los musicales tambien tienen su lugar, no lo dudo, aunque su terreno no sea lo trascendente sino mas bien el desenfado. Y he disfrutado mucho con films musicales como ya conoces.

Te aseguro que no te defraudará esta version

Un abrazo.

Javier Simpson dijo...

Qué peli más simpática Una mujer para dos, de Lubitsch, en ese duelo por la misma mujer y esa amistad a punto de irse al garete por tal motivo.
Ponerle un 9,20 a un clásico son palabras mayores, FATHER. Creo que pasaré de ver la versión cantada actual y me quedaré con ésta. A ver si la consigo fácil y la veo. Me parece una muy buena recomendación.
Un saludo y feliz año.

ATTICUS dijo...

Gran filme,si señor Father,explendida,creo que has dicho exactamente lo que pienso de ella,asi que lo certifico sin tener que aportar nada mas.
Un abrazo y FELIZ AÑO 2013

David dijo...

Ayer, después de redactar la entrada de Safari, paseé un poco la mirada por la lista de blogs y vi que hablabas de esta peli. Pensé pasar luego...pero como te has adelantado y has venido tú primero...te devuelvo encantado la visita.
No he visto esta versión... Dos actorazos, como bien dices. Pienso en alguna peli de Wyler con March en la que estaba fantástico. O en Siete días de mayo... Y Laughton...lo mismo. Apunto la peli.
Pero más allá de que sea la mejor versión, creo que con esta peli, y como bien le dices a Abril " Es cierto, sea la versión que sea la obra es impresionante." Así que tienes que hacerlo muy muy mal para fastidiar una historia como esta, me parece. Si te esmeras un poco, ya sea blanco y negro, color, musical o no... esta historia es tremenda!! A ver si puedo leer el libro (ya va siendo hora).

Un abrazo y Feliz año!

FATHER_CAPRIO dijo...

Atticus: Un año excelente para ti. Celebro que te gustase este film. Realmente una obra literaria tan excepcional como la de Victor Hugo se merece un tratamiento cinematografico que no la desmerezca. Este es uno de esos casos.

Un abrazo

FATHER_CAPRIO dijo...

Javier, Una mujer para dos es, en mi modesta opinión, una pequeña grandísima obra, de esas que solo genios como Lubitsch podían hacer. March está muy bien en ella. Respecto a esta versión de los miserables se merece la nota aunque no pretendo que nadie pase de la verión musical, que yo pretendo ver también, aunque dejare pasar un poquito de tiempo para asimilar todo lo que el film de Boleslawski contiene.
Y por descontado, el gran merito es de la gran novela de Victor Hugo.

Un abrazo y un año 2013 muy bueno y especial para ti

FATHER_CAPRIO dijo...

David: Gracias por tu visita. Realmente el gran merito es de Victor Hugo. Te confieso que la leí hace muchíiiisimo tiempo y acabé completamente emocionado. Aún recuerdo aquel instante en que acabé el libro.
Se que en algun momento veré también la versión musical. No rechazo nunca lo bien hecho, y hay grandísimos musicales teatrales o cinematográficos, algunos de ellos incluso los he comentado aquí.

Un muy feliz año para ti y y los tuyos y que sigamos cultivando la amistad y haciendo caminos cinéfilos.

Father