miércoles, 8 de septiembre de 2010

SUCEDIÓ EN LAS VEGAS (ROBERT STEVENSON - 1952)


Jane Russell, una de las perlas de la corona Howard Hughes, con sus excesos corporales y sus carencias expresivas, protagoniza junto a "musculitos" Victor Mature, otro artista de la expresión imperturbable, la misma como egipcio, centurión, recluso o policía, una película con visos de "noir" que se queda simplemente en gris a causa de un guión deslavazado en demasía. Probablemente la causa haya que buscarla en la acusación a su guionista Paul Jarrico de pertenencia al partido comunista así como en la necesidad de escribir nuevas escenas. En la caza de brujas sobre la RKO pudo estar una de las claves del fracaso de Sucedió en Las Vegas.

Con evidente aroma al Rick´s Cafe y a Casablanca, pianista y canción incluidos, el film pivota sobre dos ejes fundamentales, la relación de una antigua pareja de amantes a las que siempre les quedó Las Vegas, y un asesinato, elementos imprescindibles en un "noir" que de tal se precie. En derredor, toda una fauna de personajes con su historieta a cuestas: El jugador compulsivo, marido por más señas, el asegurador de collares en peligro, el hombre sentado al piano, el taxista, el jefe de policía y el mafioso dueño de garito. Todos ayudan a deslavazar en exceso una historia que, tal vez, hubiese dado para más, sin tanto McCarthy al acecho.

Robert Stevenson ya había demostrado sus habilidades y su compromiso en trabajos anteriores, pero el acoso a la RKO condicionó bastante futuras realizaciones donde la necesidad de comer venció a otras necesidades de realización personal y cinematográfica, hasta acabar siendo uno de los mejores realizadores de cine infantil. Ahí quedan La bruja novata y muy especialmente Mary Poppins.

Aunque no sobran los motivos para verla, existen: Las curvas de la Russell, en especial la escena de la ducha, Hoagy Carmichel al piano y su canción del mono y sobre todo la persecución final con helicóptero incluido. Reconozco que no es mucho para un "noir" que se quedó en gris en el intento, con pocas sombras y escasas luces, y donde ni los promocionados encantos de la Russell fueron suficientes para alegrar algo las taquillas.

4 comentarios:

AMADO dijo...

Gracias por la recomendación: hoy mismo la reveo, que ya ni me acuerdo de la primera vez (que la ví, malpensaos).
Prometo que después comentaré aquí mis impresiones de esta segunda vez.

ANRO dijo...

No se, no se, pero creo que no voy a buscar esta peli "gris", más que "negra". El Mature es un actor que me repele un pelín, salvo en "El beso de la muerte", pero bueno esta peli era otra cosa.
Un abrazote.

Jack dijo...

El problema de la Russell fue competir con la Monroe. De todas formas sus curvas y en particular esa boca tan sensual siempre me gustaron.

FATHER_CAPRIO dijo...

Gracias Amado por pasarte por aquí y esperamos tus comentarios.

Antonio, realmente mis críticas a veces son positivas y animan a ver un film y a veces previenen. Me parece correcta tu opción. Tampoco soy un fan declarado de Mature pero ultimamente me lo encuentro a menudo.

Jack, puestas a competir, los caballeros las prefieren rubias...