sábado, 2 de abril de 2011

LA NIEBLA (JOHN CARPENTER - 1980)


Encuadrable en el género de ficción La niebla es una película correcta de calidad algo superior a la media acostumbrada en un tipo de cine donde, con la excusa de las posibilidades ilimitadas de la ficción y los balbuceos de la ciencia en determinados terrenos, vale todo o casi todo. Por lo general las obras que en este género han sobresalido suelen mantener coherencias a pesar de lo increíble que puedan ser sus argumentos. Recuerden El hombre invisible o La invasión de los ladrones de cuerpos por poner tan solo dos ejemplos. Evidentemente un buen guión ayuda y un director que sepa lo que se hace, también.

En este caso el guión es del propio Carpenter quien lo escribió conjuntamente con Debra Hill, basándose en una idea que nació en su visita a Stonehenge un día donde la niebla lo abarcaba todo. De aquella sugerente idea nace una película de bajo presupuesto, tan solo 1 millón de dolares que aunque no se rentabilizaron como anteriores trabajos de Carpenter-Hill, léase Halloween, consiguio la nada desdeñable cantidad de 21 millones.

La niebla es la historia de una venganza demorada en el tiempo. A bordo de un buque fantasmal escondido en una extraña y luminosa niebla, los cadáveres de una tripulación pirata que naufragó frente a Antonio Bay de forma no casual sino con la premeditación y alevosía de los costeños, se toman por su mano la justicia y la vendetta larvada durante siglos, a golpe de garfios afilados y oxidadas hachas. Por ello, el día que se cumple el aniversario de tal naufragio y que coincide con la festividad fundacional de la pequeña comunidad costera, la niebla envuelve desde un barco pesquero hasta la iglesia, pasando por el faro donde está instalada la emisora de radio local y que por su elevada posición sirve de alerta a la ciudadanía de lo que está ocurriendo.

Un detalle significativo es que, a diferencia de lo que suele ocurrir en esta clase de trabajos, la tomatina no es el condimento principal. La historia es buena y toma referencias de Poe y especialmente de H.P. Lovecraft (el puerto de Innsmouth) y en ella el suspense y los sobresaltos están adecuadamente bien medidos. Para los puristas del cine de terror La niebla no cumplió las expectativas dejadas por otros trabajos mas "duros" de Carpenter pero para quienes las impresiones excesivamente fuertes y el "gore" no nos van demasiado, es un trabajo perfecto en su inquietante sencillez. Obvia decir que se ha convertido en un film de culto.   

Con un look años 60, que cuenta con la presencia de una jovencita Jammie Lee Curtis (niña progre autoestopista) y de su madurita y veterana madre, que tuvo y retuvo, Janet Leight, enfrascada en otro tipo de psicosis. También intervien Adrianne Barbeau, esposa por aquel entonces de Carpenter, junto a otros rostros menos identificables pero conocidos.

Cuando comenté en este blog Asalto a la comisaría del Distrito 13 ya dije que Carpenter era un buen director para el que la imaginación superaba al presupuesto. Pues eso mismo...






4 comentarios:

Miguel A.M dijo...

Para mí está muy lejos de 'La cosa', una de mis películas de terror favoritas, pero creo que es de lo más destacable de Carpenter. Para mí es un director con talento pero demasiado irregular en su carrera.

Un saludo ;)

ANRO dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo con tu análisis de "La Niebla". Recuerdo lo mucho que me gustó y lo que lamento es la decadencia que ha experimentado el cine de terror en la actualidad.
El compañero Miguel está acertado en comentar que "La cosa" es quizá una de las pelis más destacables de Carpenter.
Un abrazote

Lala dijo...

No he visto la niebla pero por tu post me apetece bastante verla, la verdad. Yo no soy muy de gore pero tengo unas cuantas de cine clásico de terror en casa y esta promete.

Un abrazo

FATHER_CAPRIO dijo...

No he visto La cosa por lo que poco o nada puedo opinar. Por lo que cuentan es mejor. Sin embargo tanto Asalto a la comisaría del distrito 13 como La niebla son películas a considerar aún reconociendo la irregular carrera de su director.

Como Lala yo tampoco soy muy de gore y por eso valoro más La niebla, porque no se acude al recurso fácil de las tomatinas "a go-gó". Hacer buen cine de terror debe ser algo mucho más sutil.

Gracias a todos por comentar.