viernes, 22 de abril de 2011

SOPA DE GANSO (LEO MC CAREY - 1933)

Olvídense ustedes de las sopas de sobre y de los caldos instantáneos. Estamos ante la crema de las cremas, una auténtica sopa de marisco de las rías gallegas. Esta “Sopa de ganso” es el non plus ultra de las sopas cinematográficas. Seguro que la mayoría de ustedes conocen y se han reído con esta genialidad de los Marx en estado puro. Este post pretende que sonrían al recordar algunos de las “perlas” del guión y de sus hilarantes gags, y seguramente animarles a volver a ver la película.


Aparentemente resulta chocante que la película resultase, en origen, un pequeño fracaso.  Estábamos en 1933 y en años difíciles donde la risa se cotizaba muy muy alto. El humor de los Marx no dejaba títere con cabeza. Ni la guerra, ni los políticos se salvaban de sus dardos cargados de veneno. Hasta el personaje de Chiccolini molestó al Ducce quien prohibió la exhibición del film en Italia. Los nombramientos “a dedo”, la apología de la corrupción fueron algunas de sus irreverencias. Sus transgresiones tocaron techo y en sus posteriores trabajos con la MGM, de lo mejor de su carrera, suavizaron un tanto su acidez. Se centraron más en la interpretación que en la pulla y aunque siguieron siendo inigualables fueron distintos.


La rivalidad entre dos países vecinos (Freelandia y Sylvania, fotografía de Loja incluida para este último), el nombramiento de Rufus T. Firefly (Groucho) como nuevo presidente y las disputas por el amor de la adinerada viuda Gloria Teasdale (Margaret Dumont) son las piedras angulares de un guión que camina de disparate en disparate entre situaciones poco menos que surrealistas (recuerden la escena del espejo, los tatuajes de Harpo, el juego de las adivinanzas o las bofetadas al embajador de Sylvania, por citar tan solo algunos ejemplos) y perlas madrepóricas como estas:


Sra. Teasdale: ¡Oh Excelencia! Le estábamos esperando. Como presidenta del comité de recepción le expreso los mejores deseos de cada hombre, mujer y niño de Freedonia.
Rufus T. Firefly: No diga tonterías. Coja una carta.
Sra. Teasdale: ¿Una carta? ¿Y qué hago con una carta?
Rufus T. Firefly: Se la puede quedar, aún me quedan cincuenta y una. Bueno qué decía.
Sra. Teasdale: Como presidenta del comité de recepción le doy la bienvenida con los brazos abiertos.
Rufus T. Firefly: Sí ¿y hasta que hora los tiene abiertos?
Sra. Teasdale: He apoyado su nombramiento porque considero que es usted el consejero más capacitado de Freedonia.
Rufus T. Firefly: Es un concepto bastante amplio. Y usted también es bastante amplia, será mejor que se largue, he oído que van a construir unas oficinas donde está usted. Se puede ir en taxi, si no consigue uno se puede ir indignada. Y si es pronto váyase dentro de un minuto. ¿Sabe que no ha dejado de hablar desde que he llegado? Le habrán vacunado con la aguja de un tocadiscos.
Sra. Teasdale: El futuro de Freedonia depende de usted. Prométame que seguirá fielmente los pasos de mi marido.
Rufus T. Firefly: ¿Qué les parece? No llevo ni cinco minutos en el cargo y ya se me está insinuando. No es que me importe pero, dónde está su marido.
Sra. Teasdale: Oh, ha muerto.
Rufus T. Firefly: Seguro que solo utiliza eso como excusa.
Sra. Teasdale: Estuve con él hasta el final.
Rufus T. Firefly: No me extraña que falleciera.
Sra. Teasdale: Lo estreché entre mis brazos y lo besé.
Rufus T. Firefly: Entonces fue un asesinato. ¿Se casaría conmigo? ¿Le ha dejado mucho dinero? Responda primero a lo segundo.
Sra. Teasdale: Me dejó toda su fortuna.
Rufus T. Firefly: No me diga, no comprende lo que intento decirle, la amo.
Sra. Teasdale: ¡Excelencia!
Rufus T. Firefly: Usted tampoco está mal.

Me he excedido algo más de lo acostumbrado. Pero creo que ha merecido la pena.
Mi puntuación: 10 (el diez también existe) 



3 comentarios:

ANRO dijo...

Ja, ja,ja, no te has excedido, amigo Father, al contrario has sido demasiado breve. Naturalmente lo lógico es ponerse a ver inmediatamente esta peli, a poder ser en VO. y gozar con los descacharrantes y maliciosos diálogos de esta riquísima sopa.
Pero leer el guión tampoco es mala experiencia.
Un abrazote.

Miguel A.M dijo...

Yo de esta película me quedo con el gag del "espejo". Es de lo mejor que he visto nunca en el cine de comedia. Aunque la verdad, nada se puede despreciar de esta genialidad.

Un saludo!

David dijo...

La volvi a ver hace bastantes meses con mi hijo...y siguió gustándome. Es rápida, divertida, surrealista, atrevida...
Creo que es una de las de ellos que menos ha envejecido (si no recuerdo mal, no tiene muchos interludios musicales).
Me puse con esa por ser de McCarey. También vi las dos del padre O'Malley-Bing Crosby. La que aún no he visto y no sé si reseñaste tú y me diste muchas ganas (porque un amigo también me la había puesto muy bien) es la de "Dejad paso al mañana."
Un saludo.