lunes, 23 de mayo de 2011

LOS MALDITOS (RENÉ CLEMENT - 1947)

La influencia de la ocupación alemana en el cine francés de la postguerra es evidente en muchos de sus cineastas. Tal es el caso de René  Clement, director de quien comenté en este blog, su excelente película ¿Arde Paris?, excelencia a la que no son ajenos los co-escritores del best-seller del mismo nombre, Dominique Lapierre y Larry Collins. Otros trabajos de Clement como La bataille du rail o éste Les Maudits recogen diferentes aspectos de la contienda y en el caso que nos ocupa del éxodo nazi hacia la tierra “prometida” de Sudamérica.

Les anticipo que como casi todas las historias cinematográficas que se desarrollan a bordo de un submarino (en este caso virtual y recreado en estudio) la película tiene un nivel claustrofóbico elevado con altas dosis de adormidera, por lo que es recomendable su visionado con la merienda y tras practicar el deporte de la siesta patria. Hacerlo en otras horas exige esfuerzos propios de titanes. Pero no se me confundan, la película es soporífera pero no mala. Los estudios psicológicos de una serie de personajes unidos por el nazismo y por intereses poco confesables son notables y Clement consigue lo que pretende, mostrar las miserias humanas absolutamente patentes en los instantes crepusculares de aquellos que se llamaron a si mismo, dioses.

El submarino, cual arca de Noé, es un compendio del zoo humano que ocasionó la guerra: Generales de la Gestapo, ideólogos del régimen, empresarios a nómina, periodistas colaboracionistas, queridas, científicos e incluso se sugieren relaciones homosexuales y de humillación. Un estudio en gris en un momento bélico que se intuía final y donde los homicidas y sus adláteres trataban, sin ningún escrúpulo, de salvar el trasero.

La película no fue bien acogida en su estreno. Probablemente el acolchado de las butacas de las francesas salas de cinema era de buena calidad y potenció el efecto-cloroformo, especialmente en las sesiones nocturnas.

Puntación: 6,6

8 comentarios:

Lala dijo...

Hola Father,

Esta no la he visto, a estas horas, entre el sopor y el hambre que tengo me la apunto para verla en otras condiciones más favorables para mi retina e intelecto. Tiene que ser interesante por lo que cuentas. La punto a mi lista y ahora mismo bostezo un poco sin que nadie me vea!!auuuaaauuhhhhhhhhhhhh!!!

Besos

Lala dijo...

la apunto!! jajaja no la punto!! ves como tengo sueño y hambre?

Jack dijo...

En general el cine francés es soporífero, si bien tenemos que reconocer que nos ha dado grandes cineastas y alguna obra maestra. Si es necesario, para un cinéfilo, la veré, pero a las 10 de la mañana, después de haber descansado toda la noche y tras una buena taza de café.

FATHER_CAPRIO dijo...

Lala: Veo que no estás en condiciones óptimas pra ver Los malditos. Yo no se si es el bip-bip ese de los submarinos o qué, pero el caso es que cuando te das cuenta te has perdido media película y como además la versión era subtitulada pues ni te cuento. Eso sí, si consigues superar la prueba la cosa tiene su interés.

Jack: Siempre un placer tenerte por aquí. No soy muy del cine francés pero decir que el cine francés es por lo general soporífero tiene su algo de razón pero también mucho de exageración. A mi Rohmer me produce sueño "profundis", en cambio Jean Renoir o Melville me gustan bastante. Es cierto que, a diferencia del cine USA este es un cine más intelectual fruto de una historia cultural europea amplia.

Mario dijo...

Aunque tu sarcasmo me ha hecho reír espero que no sea tan cierto y no me quede dormido de ver ésta película si la consigo, porque me ha interesado la historia, eso del exodo de unos nazis metidos en un submarino con rumbo a sudamérica, si entendí bien, me parece casi surrealista. Por cierto por estos lares es casi imposible dormirse, con los celulares sonando y siendo contestados, las risas alocadas groseras, los infaltables susurros con eco y la canchita volando por el aire como que estás medio metido en el cartel de Scary Movie, ya quisiera yo una cómoda butaca francesa. Un abrazo.

Mario.

FATHER_CAPRIO dijo...

Mario: Gracias por tu visita. Lo del cartel de Scary Movie es absolutamente gráfico (he recordado la imagen en Google). Observo pues, que, en tu entorno, se dan las condiciones óptimas para ver esta película sin peligro de que aparezca Morfeo...

En serio ( o con menos sarcasmo, como tu dices) la película tiene sus valores y su interés sociológico. Seguro que le sacas bastante partido. Ya me contarás...

ANRO dijo...

Lo del efecto adormidera, amigo Father, no invita demasiado a una visión...uf¡...con la de pelis que hay por ahí pendientes no se, no se si me atreveré a verla. Pero lo cierto es que no la conozco y por otra parte René Clement es un director interesante....veremos, veremos.
Un abrazote.

Ricardo Botín (Wanderer 75) dijo...

El cine francés me suele parecer algo lento. En este caso, el ritmo me ha gustado y no he estado todo el rato mirando cuánto falta para el final. Hay un libro que se llama "Ultramar Sur" que cuenta la huida de los jerarcas nazis hacia Hispanoamérica en submarino. Muy recomendable.