viernes, 18 de septiembre de 2009

TRAPPED (RICHARD FLEISCHER - 1949)



Los componentes formativos del cine son innegables. Desde saber lo que ocurrió entre tu padre y mi madre hasta aprender todo aquello que siempre quisimos aprender sobre el sexo sin atrevernos a preguntar, pasando por como matar a la propia esposa y otras nimiedades de tal cariz, el caso es que el cine, como el libro gordo de Petete, te enseña, el libro gordo entretiene… , de tal forma que nuestra cultura se hace vasta (con v, no seamos mal pensados).

Traigo esto a colación a propósito del film de Richard Fleischer,Trapped, donde se nos pone al día (de ayer) en cuanto a las competencias del Departamento americano del Tesoro, especialmente por lo que hace a las técnicas de impresión de billetes y a la lucha contra las falsificaciones. Los inicios de la película son una especie de documental sobre el tema para meternos en harina y compadecernos de la señora a la que el Banco retira los billetes falsos al tiempo que la reprende por no estar al loro. Si es que lo ha dicho hasta Laporta “ Que no os engañen. Al loro…”.

La cosa es que me acerqué a la peli, con cara de bueno, pero sobre todo por ver de nuevo a Bárbara Payton quien me dejó unas vibraci
ones mas que aceptables en “Murder is my beat”. Sin embargo, en Trapped la Payton va más de niña buena que de “femme fatale”·. Y eso que el género de cine negro daba para este tipo de cosas. Pero no, la Payton se guarda las sugerencias para otro día, así que debemos conformarnos con la oferta cinematográfica pura y dura, lo cual no es lo mismo.

Pero resignado y todo, le he sacado partido a una película de un “noir” mas que aceptable, con sus dosis de originalidad, lo cual no es poco en los tiempos que corren, y con un director como Fleischer conocido por
sus temas aventureros, digamos Los Vikingos, Barrabás… y que enfrenta el tema de la fabricación de billetes falsos y sus redes de distribución, contando con un joven LLoyd Bridges, patriarca de la saga Bridges, en un trabajo interesante, donde como cantaban Los Módulos, Todo tiene su fin, referido a las maldades y a los malos, evidentemente.

Por cierto, graciosillo el chiste del policía al dar un nombre ficticio al delincuente: “ Podría llamarse Bridges. Es el apellido de mi suegra y siempre desee ver como quedaba escrito en una ficha policial”.



Las cosas que hay que ver ¡eh sir John!






4 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Pues esta no la he visto señor Father, pero como aficionado al cine, negro también, tendré que verla en algún momento, auqnue no me convence eso de que no vaya de femme-fatale.
Saludos
Nos leemos

ANRO dijo...

Father, hay una cosa que verdaderamnete envidio de tí, en el sentido más noble, obviamente: tu conceptismo. Eres brillante en tu forma de expresar el tema y al mismo tiempo no utilizas más espacio que el correcto (generalmente el mismo, al menos desde que te conozco)Colocas un poster en la cabecera y al final nos pones o bien una foto o un corto relacionado con la película. ¡Perfecto!....Esto te lo digo para que lo aceptes sin falsa modestia. Es así y punto.
Pienso que tienes un buen arsenal de cine de los cuarenta. Es un material difícil de conseguir salvo en el mercado americano especializado, o por los caminos torcidos de internet.
Yo tampoco he visto la peli y el director es más que interesante.
Buen fin de semana y un abrazote.

Jack dijo...

Para mi R. Fleischer es un magnífico artesano del cine sin llegar nunca al arte cinematográfico de verdad. En general he visto sus películas con gusto pero esta la desconozco. Saludos

PAblo dijo...

Fleischer nunca decepciona y garantiza buenos ratos de entretenimiento.

Buen blog.

Impacientes Saludos.