jueves, 15 de octubre de 2009

EL RELOJ ASESINO (JOHN FARROW - 1948)



El reloj asesino o el asesino del reloj, que tanto monta monta tanto. Y no descubro ningún secreto de sumario que la cosa anda clara y meridiana y no hace falta ninguna Miss Marple ni ningún Poirot para resolver el crimen o´clock. No. Aquí lo que se dilucida es si el pardillo-conejillo de Indias-chivo expiatorio y demás fauna de turno conseguirá destrozar la maraña en que lo han envuelto y demostrar su inocencia. Que él lo único que quería era irse de luna de miel con su mujer recién estrenada hace cinco años y con un niño de más o menos esa edad. Pero hay un tal Mister Janoth interpretado por un tal Charles Laughton, actor causante de que mi diccionario de adjetivos calificativos (todos positivos, nunca negativos) haya quedado hecho unos zorros de tanto usarlo, y que aquí ¡lo ha vuelto a conseguir! y sin marea roja vociferando a todo pulmón y a calzón quitao aquello de “podemos”. Él puede y le mete una goleada a cualquier película y a cualquier personaje, le da igual un cura que un pirata, un empresario tipo Bassat que un abogado o un miedoso echándole arrestos a la cosa. Si, antes se les llamaba arrestos…

Una película donde intervenga Charles Laughton es sinónimo de eclipse solar, lunar, marciano o lo que ustedes quieran. Las demás stars palidecen. Es el caso de Ray Milland estando francamente bien o el de Maureen O,Sullivan profesional y digna, o incluso el de Elsa Lanchaster, actriz que redescubro en positivo en cada película suya que repaso. Pero Laughton es punto y aparte con exclamación, negrita y redondilla. De haber sido un actor del siglo XXI seguro que ya le habrían bautizado CL9 o similar y estaría fichado por algún club tripletista. La escala de los números reales se queda corta para valorarle. Ni siquiera sirve la de los imaginarios. Así que utilizaremos para una valoración justa la escala de números inimaginables.

Basado en la novela de Kenneth Fearing adaptada por Jonathan Latimer, El reloj asesino es un muy buen trabajo de John Farrow, papá de Mia, quién ya nos regaló trabajos interesantes como Las fronteras del crimen o Donde habita el peligro. Con una notable fotografía de Daniel L.Fapp y John F. Seitz, construye un excelente thriller con altas dosis de enfermiza psicología humana y empresarial y donde la atención de los espectadores se mantiene en todo momento en su punto más álgido. Dicho de otro modo, y por seguir los símiles deportivos: Aquí nadie hace la ola.

Un apunte final: Recordar un buen remake (pero menos, mucho menos): “No way out” con Kevin Kostner.








4 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Tic,tac,tic,tac, el tiempo se acaba y no se si podré acabar este comentario, tic,tac, oigo a alguien que me habla de un peliculón de J. Farrow con el grandísimo Laughton en el reparto y no puedo por más que dejarme asesinar por ese misterioso hombre que me enseña su reloj mientras sonríe en la oscuridad.tic,tac,tic,tac gotea la sangre...

ANRO dijo...

El amigo Crowley me ha hecho sonreir a primera hora de la mañana, lo cual es mucho.
Leí la novela de Kenneth Fearing hace algunos años en una colección pulp que editó .creo que Bruguera. Me enganchó y entonces supe que había una película basada en ella.
La pude ver en un VHS que me prestó un amigo y me gustó mucho más que la novela.
Tienes razón en sacar de todos los conceptos medidores artísticos al gran Charles Laughton. El es absolutamente único. Hay alguien por la blogería que se ocupa de esta figura y una ciencia en torno al actor que se llama "laughtonlogía".
Un dato que desconocía, o al menos había pasado por alto es que la peli está dirigida por el papá de la Mía. ¡Hay que volver a ver la peli con las voces originales, de otra forma no vale!
Voy a entrar en tu otro blog,y verlo con tranquilidad, porque ya anduve por aquellos pagos y voy a engancharlo también. Un abrazote

El Despotricador Cinéfilo dijo...

Aprovecho desde aquí (porque no veo otro lugar para contactar en la web) para darte las gracias por la nueva crítica que has enviado a la web de El Despotricador Cinéfilo, ya la tienes publicada, muchas gracias por colaborar.

Un abrazo

PD: Me apunto "El reloj asesino" en mi lista de películas pendientes por ver.

Gloria dijo...

Suerte del DVD... "El reloj asesino" estuvo durante muchos años "Desaparesía en combate" y ausente de muchas antologías escritas sobre el cine negro... Tal vez porque John Farrow no era un director habitual (o icónico) del género, o porque no salía Bogart. Yo la había visto de pequeñita por la tele (sin recordar el título)y fíjate si tenía el recuerdo vago, que me pensaba que el papel de Laughton lo hacía Broderick Crawford. Por cierto que conservo como oro en paño la edición de Bruguera que menciona Antonio, con ilustraciones de Escribano.

(Otra película de Laughton de éste periodo, "Soborno" es también un noir poco conocido, con director atípico del género y a reivindicar)

Y Antonio, yo la Laughtonología, más que ciencia, la considero una religión (que caray, si hay la religión Jedi o la Iglesia de Maradona...)

Laughton en el cole, ni más tarde, nunca pareció muy interesado en los deportes (como mucho llego a representar a un jugador de rugby en escena, representando "The Silver Tassie" de Sean O'Casey), pero si fichara por algún club, apuesto por el Barcelona. Despues de todo, el club azulgrana, como Laughton, es cosecha del 1899 , je...

Arrestos, agallas, redaños... ;D