lunes, 17 de agosto de 2009

MATRIMONIO DE ESTADO (BASIL DEARDEN - 1948)



Inglaterra. Años 40. Factoría Ealing. Alexander Mackendrick al guión. Recordemos sus excelentes Chantaje en Broadway, Whisky Galore o El quinteto de la muerte. Nominación al Oscar para la mejor dirección artística en color (1950). Buena fotografía de Douglas Slocombe (Oro en barras, Ocho sentencias de muerte). A la batuta Basil Dearden (Kartum). Y sin embargo... Fracaso en las box-office, que es el único lugar donde no conviene fracasar, al menos para el bolsillo de las productoras.

Et pourquoi? Es difícil de decir y probablemente desde nuestras latitudes mucho más. Por una parte se trata de una historia sumamente sencilla y comprensible: Matrimonio de conveniencias. Un marido de los que no te hacen ni caso. Y una esposa que, tras dar a luz a hijos que le serán arrebatados por razones de Estado ( y pongo Estado con mayúsculas no por respeto sino por evitar confusiones con otros estados, por ejemplo de buena esperanza) se dedica a ese cóctel de lectura y descanso que se llama aburrimiento. Ya tenemos la yesca preparada. ¿El diablo soplante? Pues, pongamos un conde sueco de apellido impronunciable y con la cara de Steward Granger (pura línea Scaramouche). Todo claro, sencillo, diáfano.

Pero claro, con la política hemos topado Sancho, pues todo lo que vieres no es obra de mentes enfermizas. No. Todo ello sucedió. " Érase...Una Vez..." Rota la estirpe de los Tudor y con permiso de los Estuardo (Stuart) por obra y gracia de una primita lejana casada con el Elector del Palatinado, la casa alemana de Hanover sentó sus reales (nunca mejor dicho) en el trono de Inglaterra.

Seguro que si en lugar de ver la película de Dearden visionaron el canal Historia, habrán llegado a idéntica conclusión.

Sigamos: Intrigas. Tejemanejes. Amantes oficiales y extraoficiales. Las amistades peligrosas versión germana. Cambien la Marquesa de Merteuil (Glenn Close) por la Condesa Platen (Flora Robson) y verán quién y como mueven los hilos en la corte. ¿La princesa Sofía Dorotea? Tirar después de usar. Y los ingleses con un elemento como el príncipe George Luis (Peter Bull) reinando como Jorge I, después de darle billete "not return" al presuntamente amante platónico de su señora. Y eso, aunque resulte extraño vistas las cosas que hemos visto en Inglaterra, ¡eh sir John! al respecto de la realeza, puede que no gustase a finales de los 40.

Si se hubiesen acostado pero con discreción quizás el curso de la historia hubiese sido otro y hasta el film hubiese dejado beneficios.

Quisicosas.



4 comentarios:

ANRO dijo...

Había buenos elementos, pero fue un año difícil donde había una competencia terrible. Probablemente Granger aun no tenía el carisma que más tarde le darían pelis como Scaramouche o Las Minas del Rey Salomón.
La verdad que resulta extraño que una producción de la Ealing y el añadido de Mackendrick y Dearden se fuera al garete....pero eso son cosas de cine. Y a propósito, la peli sigue en el limbo cinematográfico. Honestamente, yo no la conocía.
Un abrazote.

Jack dijo...

Desconozco esa película y mira que me gusta el Granger espadachín. Por cierto, curiosa forma de comentar la película. Una lección de historia.

Matrimonio de estado 1948 dijo...

Bueno pues segun declaro en su dia Stewart Granger, Matrimonio de estado (Saraband for the dead lovers) 1948, fue su pelicula preferida. vi esta magnifica pelicula alla por los 50 y a mi particularmente es la que mas me gusto de todas las que hizo el simpatico y gran actor , (al que recuerdo le timaron en España con un asunto inmobiliario). volviendo a la pelicula, hace ya varios años que estoy buscando una version en castellano y lo unico que encontre fue una en ingles en Estados Unidos.
es una pelicula muy interesante por el asunto de los reyes ingleses procedentes de Hannover, referidos a la Royal English House of Hannover, o Hanoverians. cuando El Elector de la ciudad alemana de Hannover (titulo similar a Duque), tomo el trono de Inlaterra como George the first (Jorge I), el no podia hablar el ingles, y cuando llego a Inglaterra nadie fue a recibirle. su hijo Jorge II, fue el hijo de Sofia Dorotea, "La prisionera de Ahlden", nombre de la isla donde ella fue hecha prisionera por 30 años hasta su muerte, habiendosele ademas arrebatado a sus hijos. es una lastima que no la hayan repuesto en DVD en castellano. bueno pues ahi queda este brevisimo recordatorio, referido tambien a las aventuras del conde sueco Philip Konigsmark.
Pascual

FATHER_CAPRIO dijo...

Excelente tu comentario y lleno de precisiones. Si algo me gusta en particular de esta blogosfera es aprender de quienes tienen que enseñar y este es el caso.

No se si estamos ante la mejor película de Stewart Granger pero fue un actor que daba excelentes regisgtros en especial en las películas históricas.

Un placer conocerte y gracias por tus comentarios.