miércoles, 22 de octubre de 2008

LA ROSA NEGRA (HENRY HATHAWAY - 1950)


 

Hathaway es un director que, aunque abarca todos los géneros, podemos decir que se especializó en el cine de aventuras. Cuando en 1950 realiza La rosa negra, ya había dirigido películas como Tres lanceros bengalíes o La jungla en armas. Posteriormente encontramos cintas como Rommel, el zorro del desierto, Arenas de muerte o La conquista del Oeste. Eso sin mencionar la archiconocida Niágara con Marilyn Monroe.


Director prolífico y a tener muy en cuenta, que anda un tanto rodeado de paisajes exóticos y que, en muchos de sus trabajos, hace viajar al espectador a parajes lejanos en los que la aventura es algo consustancial. Léase por ejemplo Catai (China), donde nosotros, cinéfilos empedernidos donde los haya, conseguimos traernos souvenirs en forma de pólvora, de seda, de imprenta o del mismísimo ajedrez para de esa forma ir haciendo cultura universal al propio tiempo que repasamos lecciones olvidadas de la historia de Inglaterra con sus sajones y normandos rivalizando en odios seculares.


De este caldo de cultivo y contando con la colaboración de actores de garantías, especialmente Tyrone Power, Orson Welles y, en menor medida el resto, Hathaway da a luz una interesante y aventurera producción que, al igual que otros trabajos suyos, juega sobre seguro con el interés del público por lo oriental y desconocido, lo cual no desmerece su trabajo sino que revaloriza al propio director en la medida que da al espectador lo que éste demanda.


Es un trabajo interesante. Queda dicho. Pero un tanto light, con esa niña floreciendo a mujer como si estuviese bajo los objetivos del National Geographic o con ese espécimen del ogro-bandido que finalmente acaba siendo una especie de caperucita del bosque. De los recordados bosques de Inglaterra, naturalmente...


Pero eso sí, acabamos sabiendo que los sajones y los normandos eran como Cambridge y Oxford, rivales eternos, y que tanto la seda como la pólvora vinieron de China. ¿Es que eso no cuenta?...
 



4 comentarios:

JACK dijo...

Las productoras siempre le facilitaban a este director buenos actores porque sabían que iba a conseguir éxito en las taquillas. Conozco las que has citado y recuerdo haber visto "El Príncipe Valiente" con una Janet Leigh rubia y digna de un "principe"

PEPE DEL MONTGO dijo...

"Tirone Pover" era el preferido de todas mis amigas en la adolescencia.Fue el padre de Romina Power, cantante, y murio en España rodando "Salomón y la reina de Saba" Esta era La Lollo con la que los chicos nos resarciamos.

nestor dijo...

BUENA PELICULA,DE VISIONADO NO OBLIGADO,PERO SI RECOMENDABLE.NO ES EL TYRONE POWER DE SU PRIMERA ETAPA ,PERO AUN ASI MANTENIA EL ATRACTIVO,Y SU MAGNIFICA CAPACIDAD ACTORAL(PUES NO FUE SOLO UNA CARA BONITA COMO MUCHOS AFIRMAN).Y ADEMAS CON EL INGREDIENTE DE ESE COLOSO LLAMADO ORSON WELLES,TENEMOS LA GARANTIA DE UN BUEN PRODUCTO.

Carmen dijo...

La Rosa Negra és una buena película. Una clàsica. Puro entretenimiento. Poco cartón piedra. Alguna pintura en el fondo del paisaje. Pero es de agradecer que usara poco el estudio y mucho los espacios naturales aprovechables.