miércoles, 26 de noviembre de 2008

EL BUSCAVIDAS (ROBERT ROSSEN - 1961)


Escribir algo original sobre El Buscavidas es imposible. La página en blanco del procesador de textos parece más blanca si cabe. ¿Que les digo? ¿Que la he visto 3 veces y cada vez me gusta más? Esto es como esas patatas chips del anuncio. No se puede comer (ver) solo una. Voy más lejos, debería ser obligatorio verla y además repetir cada cierto tiempo. ¿Piensan que exagero? ¿De verdad la han visto?.

En ocasiones he comentado que los Oscars no siempre responden a intereses puramente cinematográficos. A veces se nota una cierta zona oscura en cuanto a las razones de su concesión. Por ello no siempre hay que tomarlos como indicador de la calidad de una película. En este caso, los premios conseguidos no se corresponden con los méritos argumentados. Verdad absoluta que la fotografía es de un blanco y negro majestuoso. Verdad incontestable que los actores están dirigidos de forma magistral. Con tanta calidad no debió ser difícil, Pero...

La música es tan adecuada que me atrevería a decir que es la única posible. Pipper Laurie no sé cuantas películas protagonizaría pero esta vale por todas. George C. Scott me hizo hasta olvidar su papel en Teléfono Rojo volamos hacia Moscú, donde se salía literalmente. Jackie Gleason siempre será, por secula seculorum, el Gordo de Minnesota y en cuanto a Newman ¿qué decir que no se haya dicho? Si hacemos una encuesta respecto a sus mejores películas, seguro que acaba con un triple o cuádruple empate. Una de ellas, El Buscavidas, sin ninguna duda.

Si alguna vez una película de perdedores nos ganó absolutamente para su causa esta fue El Buscavidas.

Desde este mismo instante comienza a contar el plazo para verla de nuevo...








3 comentarios:

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Gran película, grande de verdad. Habla de la pérdida, sin concesiones,con una sinceridad directa, de las que duele y escuece.
Felson no solo se dá cuenta de que pierde el rumbo en el billar y en la bebida, sino algo que aprecia más incluso, pero cegado no lo advierte hasta que ya es demasiado tarde. Es una película que perdura igual de fresca que en el 61 y que puedes ver diez veces sin cansarte.

Jack dijo...

No la he visto, así que teniendo en cuenta lo que dices no debo perdérmela. Gracias

Pepe del Montgó dijo...

La recuerdo como una de esas películas que iba buscando en los cines de reestreno porque me gustaba. Tu me la has recordado y voy a poner los medios para revisarla
Gracias