martes, 18 de noviembre de 2008

EL HOMBRE LEOPARDO (JACQUES TOURNEUR - 1943)


Soy un enamorado del cine de Tourneur. A estas alturas no les descubro nada nuevo, pero procuro que el cinéfilo amor no me ciegue. Y esta es una ocasión para ponerme a prueba. La tercera de las colaboraciones Tourneur- Val Lewton no está al mismo nivel que sus predecesoras (La mujer pantera y Yo anduve con un zombie)

El propio Tourneur puntualizó dos de los principales problemas que tenía la película. Por una parte, se quedaba a medio camino entre el cine de terror y el cine de misterio. Por otra, la narración se estructuraba en viñetas perdiendo sensación de conjunto. No lo digo yo. Lo afirmaba Tourneur. Y tampoco hay que ser mas papistas que el propio Papa.

Es cierto y verdad que El hombre leopardo tiene instantes de terror absolutamente conseguidos. El cementerio con sus estatuas o el trayecto nocturno desde la tienda de comestibles de la muchacha con el saco de harina, son signos evidentes de un cine con mayúsculas de un director mayúsculo. Y lo mismo sucede con la fotografía que consigue crear, a base de luces tenues y sombras acechantes, un ambiente capaz de tenernos encogidos en nuestras butacas durante muchos minutos.

Pero algo falta. Probablemente esa "tercera dimensión" (por llamarlo de alguna manera) de Cat Woman. No resulta suficiente mantener la pantera (Dynamite, la misma en ambos films) y cambiar el género femenino por el masculino. También cambian las motivaciones. Los atavismos se truecan en psicopatías mentales. Y ese aura de terror psicológico se desvanece. La película lo acusa y el espectador lo nota. Sigue siendo una buena película, pero... Eso es lo malo, cuando empezamos a poner peros a la cosa.








1 comentario:

Victor Guerrero dijo...

Ésta es de las pocas que no he visto de Tourneur, un auténtico maestro. "Retorno al pasado" está entre mis películas favoritas, sin discusión.